Cómo aprobé el examen práctico de conducir a la primera

Era julio de 2019. Con 22 años, estaba ya HARTA de sentir la obligación de tenerme que sacar el carnet de conducir.

Solía y suelo pasar más tiempo en el extranjero que en mi ciudad, por lo que esto se me estaba quedando pendiente y era un lastre.

Había hecho el examen teórico un año atrás y no había empezado a hacer las prácticas todavía.

De hecho, no había conducido en mi vida.

Ya sé. La posibilidad de aprobar el práctico de conducir a la primera para alguien que nunca ha tocado un volante es algo remota, pero oye… se tiene que intentar.

Si hubiera hecho caso a los que me decían que suspendería mis asignaturas del grado en Ingeniería Mecánica, aún estaría allí estudiando con ellos.

Después de leer más de cien respuestas en foros acerca de cómo aprobar a la primera y, obviamente, de conducir bastante, lo conseguí.

Así que aquí te cuento mi experiencia y consejos principales para aprobar el carnet de conducir en el primer intento.

Antes del examen

Elegí una buena autoescuela

No me informé demasiado acerca de las autoescuelas, pero debería haberlo hecho.

Pregunté en cuatro o cinco y terminé yéndome a la que me quedaba más cerca, la Autoescuela Montserrat en Lleida.

Tenía buenas reseñas en Internet, pero justamente mi mejor amiga de la infancia fue allí y aprobó el práctico a la cuarta.

Al fin y al cabo aprobar es cuestión de otras muchas cosas, pero quiero aconsejarte que, como mínimo, vayas a una autoescuela que esté cerca de donde vives porque se te hará mucho más fácil hacer las prácticas y sacarte el teórico también.

Hice muchas prácticas

Empecé a hacer prácticas y tengo que decir que era de lo peor, la verdad.

Para qué nos vamos a engañar.

Hice aproximadamente 35 prácticas y creo que la preparación en si valió mucho la pena.

Para mí conducir y estar con mi profesor de autoescuela era hasta divertido. No me he reído tanto en mucho tiempo.

Mi coche de las prácticas para sacarme el carnet de conducir - Blog de Alba Vilanova
Mi coche de las prácticas para sacarme el carnet de conducir

A mi defensa, tengo que decir que no me lo tomaba muy enserio e hice tantas prácticas porque no hubo examen durante más de un mes.

Creí en mí (más o menos)

¿Sabéis a quién le dijo su padre «¿Y tú qué te crees? ¿Que vas a aprobar a la primera?»?

Esa soy yo, claro está.

Creí en mí, pero no tenía la suficiente confianza como para ir al examen práctico sin compartir mi estrés con el buscador de Google.

Vi vídeos de personas haciendo prácticas

Durante los días previos al examen, encontré un canal en Youtube donde un profesor de autoescuela grababa a sus alumnos mientras hacían prácticas y les avisaba de sus errores.

El canal se llama tuteorica.com.

Si eres de Lleida, vas a agradecer ver estos vídeos como nadie porque están grabados allí.

Los días previos al examen me los vi todos y marqué los lugares críticos en un mapa para saber dónde estaban (y el día del examen no me llevaron por ninguno).

El día del examen

No le dije nada a nadie

Cuando no le dices ni a tus padres ni amigos que vas a hacer el examen, sientes que vas a una práctica más y eso te quita la presión de encima.

No hay nadie esperando el resultado.

Este fue sin duda el mejor consejo que pude leer en los foros y, tengo que decir, que seguirlo tuvo sus consecuencias.

Al terminar, cuando ya sabía que había aprobado, llamé a mis padres y sus reacciones fueron dignas de estudio.

Mi padre estaba bien enfadado y mi madre tan alegre que se lo contó inmediatamente a todas sus compañeras de trabajo.

No hablé con nadie

El día del examen práctico de conducir la gente suele estar un poco alterada y lo mejor es apartarse del grupo que espera en la zona.

Mientras esperaba estuve llamando a mi novio, el único que sabía que me iba a examinar, y dando vueltas.

Mi profesor tardó bastante en volver y esperé como dos o tres horas en la calle.

Me puse cómoda

Ni se te ocurra salir sin poner el asiento y los otros elementos del coche en su lugar.

Si te olvidas de ponerte el cinturón, tranquilidad.

Aparcas un poquito más adelante y te lo pones, pero si puede ser que no se te olvide.

Debes estar lo más cómodo posible y está claro que regularlo todo es lo primero que debes hacer.

Conduje como una abuela

Sin duda, el consejo más gracioso que encontré fue que debía conducir como una abuela, así que eso hice yo, tomármelo con mucha calma.

Despacio y mirando a todas partes.

Haciendo todo esto y con algo de suerte, es posible aprobar a la primera sin haber conducido nunca y eso quiero transmitirte.

¡Muy buena suerte!

Comentarios y opiniones